La carrera profesional del psicólogo del deporte: acciones para ejercer la profesión

Tomás Trujillo

Tomás Trujillo

JUEVES 6

16 – 18h

Aula 3 – Taller: La carrera profesional del psicólogo del deporte: acciones para ejercer la profesión

Prof. Tomás Trujillo (México)

Este taller está dirigido a estudiantes de psicología y psicólogos que se plantean tener éxito en el ejercicio profesional de la psicología del deporte. A través de un trabajo práctico se revisará el día a día del psicólogo en un contexto deportivo especificando en el perfil profesional que se propone desde la División juvenil de la Sociedad Iberoamericana de Psicología del deporte.

En la lógica de trabajar en contextos orientados al logro de metas (el deporte), el psicólogo deportivo debe ser un especialista en leer los requerimientos del deporte, del deportista y del entorno, dotar a los protagonistas del deporte de los medios necesarios para comportarse de manera inteligente en el entrenamiento y disponer de la capacidad de precisión en los momentos de la competencia. Aunado a esto el especialista en psicología del deporte debe ser capaz de armar proyectos de venta exitosos para vivir de la profesión y además para impactar con fuerza en los contextos del deporte a favor del desarrollo de la ciencia.

Hoy más que nunca el psicólogo del deporte es requerido en los contextos del deporte, sin embargo esta apertura lleva inmersa un aumento significativo de exigencias y expectativas en torno a su desempeño profesional, es por eso que el desarrollo de proyectos en psicología del deporte aplicada constituye una nueva materia en el ejercicio profesional que será desarrollada en este taller.

Así pues, desde la invitación que haremos se intenta inyectar en los participantes una perspectiva de eficacia para el ejercicio profesional de esta ciencia, considerando como un punto de referencia la consultoría en psicología del deporte INSTINTO, que cuenta con 5 sedes en México y más de 3000 deportistas inmersos en sus metodologías de entrenamiento mental en la actualidad.

Anuncios

Como motivar de manera eficaz en el deporte

JUEVES 6

10 – 12h

Aula 1- Taller: “Como motivar de manera eficaz en el deporte”

Prof. Francisco García Ucha (Cuba)

El propósito del taller esta dirigido a exponer las intervenciones psicológicas que psicólogos y entrenadores puedan llevar a cabo para el mantenimiento de la motivación del deportista en tanto los entrenamientos y competencias.

Durante el taller se brindan, además instrumentos para la valoración de los atributos de motivación de los deportistas.

Es importante en el contexto del deporte el proceso de desarrollar en los deportistas la resolución y el empuje de hacer las cosas por sí mismos y por el equipo sin intervención, refuerzo y dirección constante de otros.

Los entrenadores y directivos en el deporte invierten mucha energía en lograr que la motivación de los deportistas se sostenga en la búsqueda de los objetivos del equipo y la organización deportiva.

La actitud para dejarse entrenar y la disposición a rendir en el entrenamiento y competencia como la presencia de reacciones emocionales de carácter positivo o negativo dependen de la intensidad de los motivos del deportista relacionados con el deporte y su estilo de vida.

La literatura sobre el tema abarca uno de los lugares preponderantes en Psicología del Deporte.

La motivación aporta energía, dirección y persistencia al comportamiento. Por todo ello el conocimiento del contenido, intensidad, volumen y estabilidad de los motivos que implican al deportista en la búsqueda de sus rendimientos y regulan su actividad constituye un aspecto de interés.

A nuestro modo de ver, la motivación es una formación funcional de la personalidad y a pesar de la amplia literatura que existe sobre el tema no se agotan y continúan dando lugar a investigaciones en algunos casos con resultados polémicos tanto en el plano teórico y metodológico, incluyendo en esto último los procedimientos de evaluación e intervención en este tema. (García Ucha, 2002)

Personalidad y motivación están comprendidas entre las variables explicativas del Rendimiento Deportivo. Son formaciones psicológicas integradoras del sistema de autocontrol y regulación del comportamiento de los participantes. Al mismo tiempo, se vinculan con la formación y desarrollo de estados psicológicos como la predisposición psicológica para las competencias.

Sin embargo, dado el singular significado de estas dos categorías psicológicas para la comprensión de la actividad desplegada por los deportistas se comienza recientemente a resolver parte de las dificultades y contradicciones encontradas en los trabajos científicos.

Por las razones antes apuntadas partimos de un enfoque teórico personológico que implica el reconocimiento no sólo del contenido de la motivación hacia el deporte sino también y fundamentalmente, de su función reguladora de la actividad del deportista, de forma sistémica.

El enfoque personológico en el estudio de la motivación permite trascender el nivel descriptivo de análisis y penetra en un ámbito explicativo que implica conocer no sólo qué es lo que mueve al deportistas a actuar sino, también cómo se produce en él la regulación de la conducta.

Los motivos de la personalidad que se expresan en su nivel superior, forman lo que (González Rey, 2000) denomina la tendencia orientadora de la personalidad. Por tendencia orientadora de la personalidad se entiende el grado superior de la jerarquía de motivación de la personalidad, que está formado por los motivos que realmente orientan a la personalidad hacia sus objetivos esenciales en la vida, lo que presupone una estrecha relación de la fuerza dinámica de estos motivos, con la elaboración consciente por el sujeto de sus contenidos. Sobre la base de este proceso, los motivos adquieren un sentido consciente personal para el deportista, todo lo cual determina la creación de complejas formaciones de motivación, como los ideales, la autovaloración, las intenciones deportivas y otros atributos, y conduce a la aparición de un poderoso sistema de autorregulación.

Los avances más recientes en este campo de trabajo conducen a la categoría subjetividad mediante la cual cobra significado especial diferentes aspectos de la interrelación del deportista con la actividad estableciéndose configuraciones psicológicas que median el sentido personal, la motivación y la capacidad de regulación del comportamiento del deportista.

El taller se centra en la presentación de procedimientos de evaluación de la motivación del deportista desde el enfoque cualitativo y cuantitativo. Aprovechar el análisis de contenido hasta en los instrumentos psicometricos, el empleo de técnicas abiertas que reclaman la reflexión y otros indicadores psicológicos que apuestan a escrutar la motivación en el deportista.

Se exponen instrumentos empleados con deportistas latinoamericanos de diferente grado de rendimiento, tales como:

Las escalas corta de motivación. (Butt, 1987)

El método de los 10 Deseos. (González Serra, 2008)

El proyecto de vida y composiciones. (Valdés, 1996)

Técnicas complementarias como la entrevista, la observación y los cuestionarios.

Es parte primordial del taller la exposición de las intervenciones tendientes al enriquecimiento de los motivos vinculados al deporte, presentando sus ventajas e insuficiencias.

El reforzamiento positivo. (Valdés, 1996)

Establecimiento de Metas. (Locke, 2000)

Intervenciones basadas en la teoría de la acción de (Kuhl, 1989).

El deportista 100 %. (Straub, 1978)

Sugestión indirecta (Goburnov, 1988)

Empleo de directrices por el entrenador desde el enfoque sistémico familiar. (García Ucha, 2008)

Técnica paradojal. (Frankl, 1998)

Pensamiento positivo. (Seligman, 2003)

Intervención por valores. (Kabat-Zinn, 2003)

Intervención en equipos deportivos.

Hipnosis en el deporte

Antonio Hernández Mendo

Antonio Hernández Mendo

JUEVES 6

16 – 18h

Aula 5 Taller: “Hipnosis en el Deporte”

Hernández Mendo (Univ. Málaga, España)

La hipnosis es una técnica de intervención clínica que polariza a terapeutas y público en general, en detractores y defensores. Lo que parece claro es que esta técnica de intervención tiene arraigo en la comunidad científica, como lo demuestran los trabajos de Hull (1933) y Hilgard (1965), y además tiene un considerable bagaje de trabajos y publicaciones, como lo aseveran sus más de 20.000 publicaciones. En el ámbito del deporte, la implantación es más reducida (unos 500 trabajos publicados) y se reduce a mínimos en relación a algunas áreas de aplicación (p.e. las lesiones deportivas, 5 trabajos publicados), aunque curiosamente una importante cantidad de manuales de Psicología del Deporte la citan. En este sentido también es citada en el trabajo de Jara y Garcés de los Fayos (1995) y en el trabajo de Morgan (1993) (Hernández Mendo, 2001).

Fruto del interés por llevar los fenómenos hipnóticos a las áreas de la investigación científica más rigurosa, es un mayor reconocimiento por parte de la comunidad de profesionales de la salud de las posibilidades terapéuticas de las técnicas de hipnosis (en especial, médicos, psicólogos y odontólogos). De hecho, en 1958, la American Medical Association reconoce la hipnosis como una modalidad terapéutica válida para ser utilizada por médicos y psicólogos debidamente entrenados (A.M.A., 1958). En Inglaterra en 1962, la British Medical Association aconseja su utilización en el tratamiento de distintas neurosis, dolor crónico, así como su aplicación en los ámbitos de la cirugía y obstetricia (Kroger, 1963). La American Psychological Association, en su reunión de 1988 celebrada en Atlanta, informó que la División 30 dedicada a la Psychological Hypnosis contaba con 1219 miembros, 146 asociados y 48 fellows. Actualmente existen numerosas sociedades que llevan a cabo investigación y trabajo profesional, como por ejemplo, la American Society for Clinical Hypnosis, la International Society for Clinical and Experimental Hypnosis o European Society of Hypnosis in Psychotherapy and Psychosomatic Medicine. En la actualidad asistimos a un renovado interés por la hipnosis y sus posibles aplicaciones en distintos ámbitos (Rhue, Lynn y Kirsch, 1993) y en el que no podía faltar, en buena lógica, el ámbito del deporte (Jara y Garcés de los Fayos, 1995; Morgan, 1993, Hernández Mendo, 2001).

En este taller dedicado a la hipnosis en el deporte no entraremos a describir los modelos teóricos (Rhue, Lynn y Kirsch, 1993) debido a su alta complejidad requieren espacios específicos. El objetivo didáctico que perseguimos es ofrecer una breve visión teórica de la misma, deslindando la hipnosis científica de aquello que no lo es, desterrar mitos y falsas creencias y ofrecer un práctica básica del proceso hipnótico, abordando diversas modalidades de evaluación de la susceptibilidad a la hipnosis, procesos de inducción y de profundización.

Ideal personal y alto rendimiento

Franklin Andrade Fabre

Franklin Andrade Fabre

JUEVES 6

16 – 18h

Aula 4- Taller: “Ideal personal y alto rendimiento”

Franklin Andrade Fabre (Ecuador)

” El ideal personal, es un activo, vigoroso, intenso y eficaz sistema de autorregulación e integración de la personalidad, esta formado por los motivos que orientan al ser humano hacia su finalidad y objetivos esenciales en la vida, lo cual supone una estrecha relación de la fuerza dinámica de los mismos con la elaboración consciente-afectiva y consciente-voluntaria realizada por cada deportista con relación a las elaboraciones personales de sus contenidos, por lo que los motivos adquieren un sentido consciente personal para cada uno de ellos, lo cual determina una organización compleja de formaciones motivacionales donde están incluidas entre otras, las aspiraciones, la autovaloración y estilo de vida. El Ideal Personal es una tendencia motivacional y orientadora que le da sentido y dirección al deportista posibilitando en él la construcción de un estilo de vida para el logro del Alto Rendimiento”.

Control psicológico de entrenamientos y competencias en eventos deportivos que se estructuran por intentos

Luis Gustavo González Carballido

Luis Gustavo González Carballido

JUEVES 6

16 – 18h

Aula 1- Taller: “Control psicológico de los entrenamientos y competiciones”

Prof. Luís González Carballido (Cuba)

La labor de preparación psicológica ha de estar vertebrada alrededor de dos principios: las demandas específicas de la actividad deportiva y las necesidades individuales de cada deportista. Estas últimas están determinadas por las peculiaridades de su personalidad y por la situación deportiva concreta que vive.

Aunque cada deporte es diferente, los que compiten por intentos –atletismo, tiro, gimnástica, entre otros- obligan al psicólogo a atender de manera especial dos direcciones de trabajo: la tolerancia a frustraciones parciales y la respuesta emocional en situaciones irrepetibles y de elevado compromiso y riesgo.

En el ámbito de las frustraciones, se distingue entre generales y parciales, y se destaca la importancia de estas últimas por la inercia de los procesos psicológicos luego de una acción malograda. Se analiza cómo estas últimas condicionan la actitud y el autocontrol frente a nuevos intentos que suelen ser acumulativos y, por tanto, determinantes para el resultado final de las competencias.

Se desarrollan habilidades para diagnosticar tres direcciones y tres tipos de respuestas a las frustraciones que han demostrado asociaciones con la calidad deportiva. Se discuten casos reales y se presentan materiales audiovisuales que ilustran la importancia de estas respuestas. Se brindan recomendaciones para educar mejores respuestas a las frustraciones parciales en este tipo de deportes, tanto durante los entrenamientos como en competencias de preparación.

Frente a los mencionados intentos malogrados y a la situación competitiva general, se producen respuestas emocionales que han de ser evaluadas de manera puntual para elaborar estrategias de intervención con resultados verificables. Se muestran indicadores psiconeuroendocrinos de estas respuestas y se destaca, en particular, la importancia de controlar la respuesta de estrés frente a lesiones que amenazan con afectar o impedir el rendimiento.

En este sentido se realiza el análisis de un caso real, subcampeón olímpico de Atenas 2004, que nos obliga a meditar acerca de lo que se publica en la actualidad alrededor del componente emocional que se asocia a las lesiones deportivas. Se sugiere que el tema debe ser estudiado con más detenimiento, a la luz de las experiencias que se discuten.